La próxima vez que leas un código QR estáte atento​​, ya que podría costarte dinero y causar estragos en tu smartphone.

Es la advertencia que nos lanzan desde Kaspersky Lab, ya que han descubierto por primera vez el intento de manipulación de un código QR. El incidente tuvo lugar en Rusia el mes pasado y los usuarios engañados pensaban que al escanear el código QR estaban descargando una aplicación para Android llamada Jimm. El código en realidad contenía un malware que envíaba los códigos de los mensajes cortos (SMS) a un número de tarificación de primas, que les cobraba por cada mensaje.

Los investigadores de Kaspersky comentan que los números de tarificación adicional operan de forma parecida a los números 900 en los EE.UU. Desde Kapersky avisan de que es mucho más difícil organizar una acción de este tipo en EEUU u otros paises occidentales ya que es más difícil el configurar los números telefónicos de este tipo, pero los ciberladrones pronto serán capaz de crear a nivel mundial números de tarificación adicional que, teóricamente, podrían atacar a los usuarios de todo el mundo. Incluso se podrían utilizar códigos QR infectados para ataques de phishing.

La buena noticia es que como usuarios no debemos preocuparnos en exceso por este tema ya que como sabemos siempre hay un paso intermedio entre el escaneo del código y el lanzamiento de una aplicación. En ese momento los usuarios podemos valorar la confianza que nos inspira el código y valorar si estamos o no siendo estafados. Si se trata de la descarga de un juego y nos solicitan mandar un SMS, deberiamos sospechar y por lo tanto no seguir con el proceso. Nuestro consejo: sólo deberiamos escanear los códigos QR en los que tengamos referencias de la marca o anunciante, así evitaremos males mayores .

Vía www.mashable.com