La cadena británica de supermercados TESCO ha iniciado una novedosa acción de marketing en Corea del Sur, el objetivo, hacerles la vida más fácil a sus clientes. Para ello llenaron el metro de Seúl de vallas con los productos de sus lineales y ahora sus clientes hacen la compra en el metro con su móvil